Variaciones y Alineación en Asanas

B.S.K. Iyengar dijo “alineación es iluminación”.

Es muy importante prestar atención a nuestra alineación en la práctica de asanas para no bloquear la energía, que fluya sin bloqueos, proteger nuestras articulaciones, músculos y huesos para evitar cualquier dolor o lesión durante la práctica de asanas.

Cuando empezamos a practicar, observamos en los alumnos y, lo observamos en nosotros mismos cuando comenzamos, que hay una tendencia clara a sobre esforzarse, a intentar llegar a posturas para las que nuestro cuerpo, nuestros rangos de movilidad articular, nuestra fuerza o la elasticidad muscular, no están todavía preparados.

Este es el gran trabajo al que nos enfrentamos, observar nuestra mente, hacia donde quiere llevarnos y si realmente ese es nuestro propósito interno. ¿El camino de la mente/ego nos aporta beneficio y bienestar o pretendemos solo alimentar propósitos de naturaleza inferior, que nos aporten satisfacción momentánea pero ningún beneficio perdurable?.

Por eso en nuestras clases de yoga, insistimos mucho en la observación interna en la asana y os proponemos variaciones para que cada persona se adapte a sus circunstancias actuales. Es fundamental permitir que el cuerpo se vaya fortaleciendo y abriendo paso a paso, disfrutar del camino pero desapegados del resultado.

No existe una forma ideal de realizar las posturas, sí una forma correcta en la que alinear las articulaciones para la seguridad y beneficio de tu cuerpo.

En estas imagenes puedes ver un ejemplo de lo que queremos expresar. La primera es una imagen de la asana Chaturanga Dandasana en su forma final y una variación de la misma apoyando las rodillas.

En las dos imágenes se está realizando la asana con una correcta alineación.

Chaturanga dandasana es una postura muy exigente que requiere de un trabajo previo de fuerza en tu musculatura. Una de las articulaciones principales a proteger en esta asana son los hombros, si no tenemos fuerza para mantenerla sin forzar la articulación del hombro, debemos flexionar rodillas y apoyarlas en el suelo. De esta manera, estaremos progresando en el trabajo de fuerza, protegiendo la articulación del hombro y la asana estará correctamente realizada, poco a poco podremos pasar al siguiente nivel sin poner en peligro nuestro cuerpo.

Esta es una de las bases fundamentales de nuestra práctica de asanas: Observación, Alineación e Iluminación.

Namaste,

Marta.

Entradas recientes
Síguenos
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Archivo
Buscar por tags

Calle Monasterio de la Oliva, nº 9, 1º (estudio 2) - Barrio San Juan -

31011 Pamplona

Tel: 646048879

Tel: 639312330

urbanyogas@gmail.com

© 2020 by UrbanYoga Studio 

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon